¿La evolución de la evolución?

Pensemos en la similitud que hay entre la evolución de los organismos del planeta tierra y la evolución de las sociedades humanas.

Pongamos como ejemplo a las bacterias, uno de los organismos más antiguos y simples del planeta; pese a ser células independientes y autónomas capaces de sobrevivir en el entorno, suelen unirse en grupos de parejas, cadenas o racimos para ser más eficientes a la hora de sobrevivir. Imaginemos ahora una sociedad humana cazador-recolectora; pese a que sus miembros  conocen la caza y la recolección y son autosuficientes y autónomos acuden al apoyo mutuo para ser más eficientes en la caza y así tener más posibilidades de sobrevivir.

  

Vayamos ahora a las esponjas de mar (Poriferos), es decir, los primeros organismos pluricelulares de la historia en los que pese a no haber desarrollado aún un tejido celular propiamente dicho; sus células, aunque son totipotentes (cualquier célula de ese organismo puede transformarse en cualquier otra célula en caso de necesidad) comienzan a especializarse y a tener diferentes funciones dentro del organismo (Células encargadas de la digestión, células encargadas de la reproducción…). Pensemos en las sociedades neolíticas; Pese a que sus miembros podían conocer las labores que realizaba el resto del clan, la división del trabajo llevaba a una especialización en la que se conseguían rendimientos más eficientes en esa comunidad permitiendo mayores densidades de población. Estas sociedades neolíticas empezaron a crear una primitiva forma de estado o sistema de una forma parecida en la que las esponjas estaban formando una forma primitiva de organismo pluricelular.

 

Por último, cojamos a cualquier mamífero como por ejemplo, el ser humano. Vemos que es un organismo formado por distintos órganos formados por tejidos con células completamente especializadas en una determinada función, esas células morirían si estuvieran fuera del cuerpo humano pero dentro del mismo consiguen sin saberlo dar vida a un complejo y eficiente  sistema orgánico que no tiene nada que ver con los simples elementos que lo componen.

Cuál sería el equivalente análogo a un mamífero como el ser humano en una sociedad humana? La respuesta es que aún no hemos llegado a ese equivalente análogo. Pero antes o después es probable que lleguemos a un periodo de la historia de la humanidad llamado “Singularidad”.

  

Según la teoría transhumanista, como la división del trabajo y la especialización que han permitido a nuestro sistema su actual nivel de desarrollo  conducen a una cada vez mayor y mas compleja sociedad humana, los humanos dependeremos cada vez más de la tecnología para resolver los cada vez mayores problemas; y como la naturaleza y el cerebro humanos tienen sus límites y el sistema no se puede permitir ningún “límite”, en el futuro se usará la nanotecnología y la ingeniería genética para modificar a los humanos para hacerlos más eficientes en el cada vez más complejo sistema que desarrollaremos.

Ese estadio evolutivo de la humanidad, en el que la raza humana pasará de depender de la selección natural a depender de una selección artificial en la que se incentivaran aquellas características que beneficien el sistema y en el que la inteligencia humana será superada por una inteligencia suprahumana es conocida por científicos y divulgadores como Raymond Kurzweil o Jose C. Elias como “Singularidad tecnológica”. En este sistema, en analogía con el cuerpo humano, cada persona tendrá un rol y función concreta para resolver una necesidad técnica del sistema  e ignorará el resto de materias, ya que las ciencias se ramificarán más y más cada vez. Y del mismo modo que nuestras inconscientes células forman un cuerpo con propia consciencia, nosotros seremos también las células de un complejo sistema del que literalmente no nos podremos separar.

Esta evolución de las sociedades humanas defendida por los transhumanistas (en caso de darse) sería una evolución antinatural? La respuesta es no, si la selección natural nos ha dado a los humanos un cerebro con el que hemos sido capaces de construir herramientas  y comprender el funcionamiento del mundo que nos rodea y llega un día en el que creamos ordenadores más inteligentes que nosotros o una ingeniería genética que permita modificar genéticamente a las personas… acaso no sería eso una consecuencia lógica de nuestra propia inteligencia “natural”? no sería el inicio de la evolución a partir de la propia evolución?

Anuncios

Etiquetas: , ,

About Ander Urkijo

"Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír."

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: